[Alerta Defensoras] NICARAGUA / Estado nicaragüense expropia ilegalmente la casa familiar de Patricia Orozco, periodista, feminista y defensora de derechos humanos, actualmente exiliada.

Patricia Orozco

Actividad
Derecho a la información y a la libertad de expresión, derechos de las mujeres.

El martes 24 de agosto, la periodista, feminista y defensora de derechos humanos Patricia Orozco denunció a través de redes sociales y medios de comunicación independientes que el Estado nicaragüense había ejecutado ilegalmente la expropiación de la casa familiar donde ha vivido durante 36 años. La policía llegó a altas horas de la noche a la casa y obligó a la familia de la defensora a desalojarla y a firmar bajo presión un documento de “entrega voluntaria”.

Actualmente Patricia se encuentra exiliada fuera del país debido a la constante persecución política y hostigamientos que ha vivido por su labor como periodista y defensora de derechos humanos comprometida con la justicia y la igualdad. Esta situación de persecución política se ha intensificado desde el pasado mes de mayo, cuando en el marco del proceso de criminalización contra la Fundación Violeta Barrios fue una de las periodistas citadas a declarar.  

La defensora también denunció que diversas personas integrantes de su familia están siendo objeto constante de hostigamiento, presiones y amenazas, entre ellas su madre y su padre, personas adultas mayores con condiciones de salud vulnerables.

Patricia Orozco es la directora del medio digital independiente Agenda Propia y durante muchos años fue directora del programa radial Onda Local, medios de referencia del periodismo independiente y con perspectiva feminista y de derechos humanos.

Desde la IM-Defensoras repudiamos este nuevo acto arbitrario del Gobierno nicaragüense y exigimos el cese inmediato de los hostigamientos y amenazas contra la familia de Patricia Orozco. Señalamos al Estado como responsable de cualquier vulneración o afectación a la integridad de las personas que integran la familia de la defensora.

Exigimos el cese de la persecución política contra Patricia Orozco y contra todas las personas, medios de comunicación y organizaciones que, como ella, trabajan por una Nicaragua más justa e igualitaria.  

Con sororidad, admiración y reconocimiento abrazamos a Patricia y a toda su familia y llamamos a la comunidad internacional a solidarizarse con ella y a seguir denunciando los abusos y arbitrariedades perpetrados por el gobierno neoliberal, misógino y corrupto de Daniel Ortega.

 

¡Organizaciones feministas y aliadas exigimos el cese inmediato de la represión y la liberación de todas las personas presas políticas en Nicaragua!

ACCION GLOBAL

SOLIDARIDAD FEMINISTA CON NICARAGUA

30 de junio del 2021

Organizaciones feministas y de mujeres de distintos países de América Latina y el Caribe y del Estado Español exigimos al gobierno de Nicaragua el cese inmediato de la violencia y la represión social de las fuerzas policiales, parapoliciales y otras instancias del Estado hacia las defensoras de derechos humanos, activistas feministas y lideresas.

Asimismo, instamos con carácter de urgencia a que el gobierno de Daniel Ortega:

  • Otorgue libertad plena a las todas las personas presas políticas y detenga los procesos de judicialización hacia cada una de ellas.

  • Garantice el debido proceso en cumplimiento con las normas del Derecho Internacional Humanitario, los derechos humanos y los compromisos suscritos a través de instrumentos internacionales y, en general, los marcos normativos de un Estado Social de Derecho. Es decir, permita que tengan acceso a sus abogados o abogadas de confianza, reciban visita de sus familiares y, sobre todo, se les garantice un trato digno, en línea con los estándares de derechos humanos.

  • Detenga inmediatamente la represión, la persecución y las distintas violencias hacia lideresas, periodistas, feministas, activistas, defensoras de DDHH, quienes han denunciado violencia sexual, tortura, hostigamiento, violación y humillaciones sexuales en centros de detención y en sus territorios.

  • Brinde garantías para la participación política de las mujeres en Nicaragua –en todas sus dimensiones– sin que por su ejercicio ciudadano y de oposición al régimen sufran persecución, judicialización, violencias, ni hostigamiento alguno.

  • Derogue las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional de Nicaragua, mayoritariamente oficialista, que violan los derechos civiles y políticos de las personas, y restringen la capacidad de incidencia de las mujeres y sus organizaciones.

  • Permita la visita de los organismos multilaterales que den seguimiento a las denuncias sobre la violación de DDHH en el país y se restituya el funcionamiento de las organizaciones de DDHH del país.

  • Permita una investigación independiente respecto de todas las violaciones de derechos humanos que siguen ocurriendo.

  • Reestablezca las libertades individuales y colectivas propias de un Estado Social de Derecho.

  • Otorgue garantías para la realización de elecciones libres y realmente democráticas en noviembre del 2021.

#LibertadParaNicaragua

#QueLasLiberen

#GritoFeministaPorNicaragua

#SolidaridadFeministaConNicaragua

[Alerta Defensoras] NICARAGUA / Mujeres activistas, periodistas y defensoras nicaragüenses de DDHH viven prolongada situación de hostigamiento policial, vigilancia y retenciones domiciliarias ilegales.

Mujeres activistas, periodistas y defensoras de derechos humanos

Actividad
Derecho a defender derechos, derecho a informar, derechos sociales y políticos.

Desde el pasado 18 de abril, en el marco de la conmemoración del aniversario del estallido social de 2018, el hostigamiento policial a mujeres activistas, periodistas y defensoras de derechos humanos se ha intensificado. Estos hostigamientos se producen de forma reiterada y sistemática y vienen acompañados de restricciones a la libertad de movimiento, actos de vigilancia, persecución y retenciones domiciliarias ilegales de hasta una semana de duración. Todo ello con el objetivo de impedir que las defensoras se movilicen para ejercer su legítimo derecho a la protesta.

Según denuncias de las defensoras, agentes de la Policía Nacional se presentan a sus vivienda desde tempranas horas de la mañana en patrullas y en ocasiones se hacen acompañar por grupos parapoliciales, ponen conos frente a sus casa, toman fotos y videos a ellas y sus familiares, además les han dicho que tienen la orden de no dejarlas salir de sus casas; obstaculizando de esta manera el ejercicio de sus derechos y sus familiares. 

Entre las defensoras afectadas se encuentran: Ivania Álvarez, Neyma Hernández, Tamara Dávila, Johana Espinoza Delgado, Mariangeles Delgado Lindo, Linette Mendez, Danelia Arguello, Kalua Salazar, Daysi Godoy y Martha Alvarado.

Desde la IM-Defensoras expresamos nuestro repudio ante estos hechos absolutamente arbitrarios e ilegales, los cuales violan derechos garantizados por las propias leyes del país, así como por los estándares internacionales de derechos humanos, y provocan graves afectaciones sobre la vida cotidiana de las defensoras nicaragüenses y sus familias.

Nos preocupa la escalada y la normalización de estos actos de vigilancia y hostigamiento, exigimos se les ponga fin de inmediato y hacemos responsable al Estado nicaragüense de cualquier vulneración a la integridad y la seguridad tanto de las defensoras como de sus familias. 

Abrazamos y nos solidarizamos con estas compañeras, activistas, periodistas, presas políticas excarceladas y defensoras de derechos humanos que, pese a las dificultades y el constante hostigamiento que viven junto a sus familias, no cesan en su digno y legítimo empeño de trabajar por un país mejor, construyendo comunidad, edificando una política colectiva que protege y sostiene la vida.

Reiteramos nuestro llamado a la comunidad internacional para solidarizarse con ellas y mantenerse al pendiente de la situación en Nicaragua, donde, a tres años del estallido social, el autoritarismo del Gobierno, expresado a través de la persecución política y criminalización contra cualquier voz crítica, la violencia policial y parapolicial y las reiteradas y sistemáticas violaciones a derechos fundamentales, continúa profundizando la grave crisis socio-política y de derechos humanos en la que está sumido el país.

 

[Alerta Urgente] NICARAGUA / Llamado a la comunidad internacional a mantenerse alerta ante la escalada de represión en el contexto del aniversario del estallido social del 18 de abril de 2018.

Desde la IM- Defensoras observamos con mucha preocupación el incremento durante los últimos días en la cantidad y gravedad de las agresiones contra defensoras de derechos humanos en Nicaragua. Entendemos esta tendencia de recrudecimiento de la represión como una estrategia del gobierno para mantener el control social, o estado de sitio de facto, y evitar cualquier expresión de disidencia, protesta o conmemoración en el marco del aniversario del estallido social del 18 de abril de 2018.

Esta tendencia de incremento de actos de represión durante los días previos, durante y días posteriores al 18 de abril también se ha observado en años anteriores, resultando en decenas de personas detenidas, judicializadas, amenazadas, lesionadas. Para las defensoras nicaragüenses ha significado un aumento de campañas de desprestigio y hostigamiento en sus casas, agresiones sexualizadas tanto a ellas como a sus familiares mujeres, amenazas, así como el incremento de la militarización para el control y vigilancia en sus territorios y barrios. Dicha represión también ha repercutido en un incremento en los incidentes registrados de agresiones colectivas e institucionales a organizaciones feministas y de mujeres. 

Ante esta situación, que atenta contra la vida e integridad de las defensoras nicaragüenses y sus espacios de organización, hacemos un llamado de urgencia a la comunidad internacional para que se mantenga especialmente alerta y vigilante ante la escalada represiva y las agresiones y violaciones a derechos humanos que se produzcan en este contexto.

Desde la IM-Defensoras nos mantenemos vigilantes de los acontecimientos y expresamos nuestro reconocimiento, solidaridad y apoyo a las defensoras nicaragüenses en sus justas y legítimas demandas de justicia y libertad. 

 

[Alerta Urgente] NICARAGUA / Policía usa la fuerza contra personas que se manifestaban al cumplirse dos años del allanamiento, cierre y confiscación de instalaciones de organizaciones de derechos humanos y medios de comunicación.

Este lunes la Policía Nacional ha usado la fuerza para reprimir a un grupo de personas que se habían concentrado frente a las instalaciones del periódico Confidencial para expresar su rechazo ante los hechos sucedidos hace dos años, el 14 de diciembre de 2018, cuando la Policía allanó de forma violenta estas instalaciones, así como las del Instituto de Liderazgo de las Segovias, la Fundación POPOL NA, el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (CENIDH), la Fundación del Río, IPADE y el Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (CISAS).

Entre las personas agredidas por la policía se encontraba Vilma Núñez, presidenta del CENIDH, junto con las defensoras Georgina Ruiz, Francely Navarro y Julia Baltodano, del equipo del CENIDH, quienes cuentan con medidas Provisionales otorgadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH). También se encontraban Desirée Elizondo, directora de Cabal, Carlos F. Chamorro, director de Confidencial, Arlen Cerda, editora general de Confidencial, Franklin Villavicencio y Leonel Gutiérrez, personas todas estas beneficiarias de medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); así como periodistas de Confidencial como Juan Carlos Bow e Ivette Munguia.

Es importante destacar que a dos años de estos hechos, el Instituto de Liderazgo de las Segovias, la Fundación POPOL NA, el CENIDH, la Fundación del Río, IPADE, IEEPP, CINCO, Hagamos Democracia, el Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (CISAS) siguen sin recuperar la personería jurídica que les fue cancelada y los bienes que les fueron confiscados; mientras sus integrantes siguen enfrentando constantes agresiones, hostigamientos y violaciones a su derecho a defender derechos.

Desde la IM-Defensoras condenamos esta agresión y reiteramos nuestro llamado a la comunidad internacional para que denuncie y se mantenga al pendiente del contexto de violación a derechos humanos, persecución política y represión que viven medios de comunicación y personas y organizaciones defensoras de derechos humanos en Nicaragua.