La crisis ya estaba aquí – Defensoras mesoamericanas ante COVID-19

LEER/DESCARGAR PDF 

Cuando el Coronavirus llegó a Mesoamérica, la crisis ya estaba aquí. Las defensoras ya estábamos enfrentando las consecuencias de una crisis estructural provocada por un modelo económico y político de herencia colonial que mantiene a nuestra región sumida en la violencia, el saqueo extractivista y una profunda desigualdad que impacta en nuestras vidas, cuerpos y territorios. 

Les compartimos un análisis de impacto recopilado por Marusia López y enriquecido con las voces múltiples de las defensoras mesoamericanas. Es una investigación llena de historias y evidencias que cuentan cómo la emergencia sanitaria está siendo usada como excusa para fortalecer el autoritarismo y cómo esto ha impactado en nuestras vidas y luchas. 

Esta investigación es una primera entrega. Fue realizada en base a un mapeo de defensoras mesoamericanas. Decidimos ampliar dicho mapeo, que se abordará en una segunda entrega que estará lista en aproximadamente seis semanas. Agradecemos nos apoyen a divulgar este material a través de nuestras redes sociales en las próximas semanas. 

Salud es bienestar, salud es cuidado

LEER/DESCARGAR PDF

En conmemoración al Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, este 28 de mayo, las personas que suscribimos este pronunciamiento queremos refrendar parte de nuestra agenda feminista referida al derecho a la salud y a la seguridad social, lo que implica el acceso a servicios integrales acordes a nuestra cultura, edad, práctica sexual y capacidades físicas, al igual que las oportunidades de vivir en espacios seguros y sanos en los que el bienestar y el cuidado sean experiencia viva.

Una de nuestras propuestas feministas ha sido la redistribución del trabajo de cuidado en casa. Siempre ha sido necesaria esta acción a favor de la equidad y la convivencia en armonía, hoy se ha convertido en un requisito indispensable de cambio: todas las personas que viven un mismo techo tienen que compartir esas tareas, dejarlos en manos solo de las mujeres afecta su salud y bienestar.
Los hechos de violencia machista siguen y la situación se agrava con el encierro. Nos causa gran indignación que las instituciones del Estado ignoren esta otra pandemia. Desde la mirada feminista, el acceso a la salud incluye una vida sin violencia, por ello demandamos programas de prevención a nivel nacional. Es inhumano pretender regresar a una normalidad en la que niñas sufran las consecuencias de ser violadas, adolescentes padezcan secuelas por agresiones y adultas vean dañada su existencia por maltratos o incluso sean víctimas de femicidio.

En estos momentos de encierro, se ha agudizado la pérdida de empleos, entre las personas más afectadas están las que viven al día, como las trabajadoras de casa particular y quienes forman parte del sector informal. Lo cierto es que a la mayoría de mujeres se le niega el derecho a la salud integral. Por ello reivindicamos un sistema universal y gratuito, así como el fortalecimiento del IGSS con enfoque verdaderamente nacional y obligatorio.

A los altos índices de mortalidad materno-infantil, de desnutrición y embarazos no deseados, se agregan otras carencias elementales con la presencia del Covid-19. Demandamos campañas de información básica para explicar que ese virus entra al organismo a través de la boca, nariz y ojos, y puede ser trasmitido cuando una persona enferma lo expulsa al toser y estornudar o al tocar superficies de uso público; así como para señalar la importancia de fortalecer en estos momentos el sistema inmunológico y cambiar los hábitos de higiene.

 

FIRMAN

Ana Carolina Contreras, Ana Cofiño, Ana Silvia Monzón, Andrea Carrillo Samayoa, Andrés Cabanas, Angélica Zapeta, Arlyn Jiménez Fuentes, Carmen Reina, Claudia Areli Rosales Acevedo, Elva Diéguez, Guadalupe Ramírez Nájera, Engracia Reyna Caba, Herbyn Galicia, Jeanette Soria, Jenny Torres, Leticia Vásquez, Lorena Pereira, Lucrecia Vicente Franco, Magda Ibarra Pop, Manuela Alvarado, María Dolores Marroquín, María Eugenia Díaz, María José Aldana Asturias, Maríajosé Rosales Solano, María Ramírez Montes, María Velásquez, María Verónica Sajbin Velásquez, Maya Alvarado, Mercedes Cabrera, Mirna Ramírez, Norma Liliana Chamalé Patzán, Norma Sancir, Nuria Mejía García, Paula Irene del Cid, Rosario Orellana, Rosalinda Hernández Alarcón, Sandra Verónica Collado, Sandra Morán, Sandra Sánchez, Silvia González, Silvia Trujillo, Sofía Galindo, Sonia Gutiérrez Raguay, Sullybeth Adriana Hernández, Teresa Sanic Ajanel, Action Aid – Guatemala, Alianza Política Sector de Mujeres, Asociación Comisión Paz y Ecología COPAE, Asociación de Mujeres de Petén Ixqik, Asociación de Mujeres Indígenas de Santa María Xalapán (AMISMAXAJ), Asociación de Mujeres Semillas para el Futuro (ASOMUSEF), Asociación Feminista La Cuerda, Asociación Ixoqib’ MIRIAM, Asociación Palineca Rajawal Tinamit, Casa Colibrí / Rochoch Tz’unün, Centro Comunitario Educarte, Centro de Apoyo a Trabajadoras de Casa Particular (CENTRACAP), Centro de Investigación y Educación Popular-(CIEP), Colectiva Actoras de Cambio, Colectiva de Mujeres Feministas de Izquierda, Colectiva Feminista Artesanas, Colectiva Feminista Kembal Noj, Colectiva Las Caracolas, Comité de Unidad Campesina (CUC), Comisiones Ciudadanas Departamentales por la Transparencia y Probidad de Sacatepéquez y Chiquimula, Coordinadora 28 de Mayo, Coordinadora de ONG y Cooperativas (CONGCOOP), Federación Guatemalteca de Escuelas Radiofónicas (FGER), Foro Ciudadano por la Salud de los Pueblos, Fundación Guillermo Toriello, Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de Derechos Humanos, Mujeres con Valor Construyendo un Futuro Mejor, Mujeres Pintando el Mundo, Observatorio Ciudadano para la Paz “La pupila del cielo” de San Cristóbal Verapaz, Alta Verapaz, Red de Comunicadoras Indígenas Jun Na’oj, Red de Integración Orgánica (RIO), Red de la NO Violencia contra las Mujeres (REDNOVI), Red Mujeres por la Paz (REDMPA), Servicios ecuménicos de Formación en Centroamérica (SEFCA), Sombrilla Centroamericana Guatemala, Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (UNAMG), Voces de Mujeres.

 

[COMUNICADO DE PRENSA] Ataques contra mujeres defensoras aumentan: otra gran epidemia mesoamericana

  • Los ataques contra mujeres defensoras de derechos humanos se duplicaron en el 2017-2018 con respecto al 2015-2016.

  • Los datos provienen del sistema de registro de la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de Derechos Humanos, hasta hoy el único que registra agresiones contra defensoras de derechos humanos en la región.

Datos preliminares del informe de agresiones de la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de Derechos humanos indican que los ataques contra mujeres defensoras no sólo se han duplicado entre 2015 y 2018, sino que este aumento progresivo de violencia parece determinar una tendencia.

Dicho estudio reveló que, sólo entre 2017 y 2018, se produjeron al menos 3305 agresiones contra mujeres defensoras por parte de múltiples actores, siendo los Estados los principales agresores: Funcionarios de los Estados mesoamericanos perpetran 7 de cada 10 ataques contra defensoras. Además, 1 de cada 4 agresiones ha ocurrido contra grupos de defensoras en movilizaciones en defensa de derechos, protesta y resistencia.

Nicaragua
Nicaragua

Ser defensora: vivir otras violencias

Los datos revelan además que 3 de cada 5 defensoras han sido agredidas repetidamente; ellas viven agresiones por ser mujeres y por ser defensoras. Son víctimas de descalificación, violencia sexual, violencia por parte de la pareja u otros miembros de su familia, violencia por alterar el orden social establecido (familia, valores tradicionales), revictimización, tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes, asesinato, intimidación, hostigamiento psicológico, calumnias, señalamientos y campañas de desprestigio.

De todas las defensoras agredidas, 275 tenían medidas cautelares, lo cual significa que los Estados no han cumplido con su obligación de garantizarles protección efectiva. Muchas de ellas no pudieron continuar su lucha: Sólo entre 2017 y 2018, 65 defensoras fueron asesinadas y 27 sufrieron intentos de asesinato.

Honduras
Honduras

Criminalizadas por defender derechos

Por primera vez, estos datos preliminares del informe de agresiones contienen información de criminalización a defensoras, usando como referencia la definición de CIDH en lo referente a criminalización de defensa de derechos “[…] la manipulación del poder punitivo del Estado por parte de actores estatales y no estatales con el objetivo de controlar, castigar o impedir el ejercicio del derecho a defender los derechos humanos”.

Descubrimos que 1 de cada 10 defensoras agredidas fue criminalizada. El 40% de estas defensoras criminalizadas tiene entre 26 y 35 años. La mayoría de los actores de criminalización eran autoridades provinciales, estatales y departamentales; seguidos de policías, empresas, militares y otros.

México
México

Las redes salvan

El informe señaló que las defensoras que defienden la tierra y territorios, la verdad, la justicia y la reparación y el derecho a defender derechos han sufrido las mayores agresiones. Los ataques contra la integridad física y mental, y su reputación, son las agresiones más frecuentes.

La investigación señala que la tendencia a agredir a grupos (colectivos) de defensoras y organizaciones está vinculada a la represión de la libertad de protesta cívica y, en este contexto, las agredidas son usualmente defensoras jóvenes. En respuesta, reiteramos que necesitamos seguir trabajando en la protección desde las redes y desde los colectivos. 

#AlertaDefensoras NICARAGUA / Paramilitares asedian el hogar de la defensora Reyna Rodríguez y atentan contra las vidas de su hijo y su sobrino

Reyna Isabel Rodríguez Palacios

Organización
Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM)

Actividad
Derechos de las mujeres

HECHOS – El domingo 5 de enero, en el municipio de Ciudad Sandino, departamento de Managua, aproximadamente a las 7 de la noche Álvaro Antonio Báez Rodríguez (33 años) y Andison Francisco Chávez Rodríguez (27 años), hijo y sobrino de la defensora Reyna Isabel Rodríguez Palacios, fueron interceptados por paramilitares armados a bordo de una camioneta Toyota Hilux, color gris, quienes quisieron secuestrarlos. Ambos corrieron para escapar de sus agresores, pero éstos les dieron persecución y realizaron varios disparos, resultando los jóvenes heridos (uno con una bala que quedó alojada en el talón del pie izquierdo y otro con un refilón de bala en la cabeza que lesionó su cuero cabelludo) y viéndose obligados a requerir atención de emergencia en un hospital privado pues en el hospital público no les garantizaban la atención debida.

Cabe destacar que este ataque contra el hijo y el sobrino de Reyna Rodríguez coincide con el asedio al que fuerzas policiales y paramilitares vienen sometiendo la casa de la defensora desde hace tiempo, el cual ya hemos denunciado en anteriores ocasiones, y que los días 4 y 5 de enero se intensificó como represalia contra la defensora y líder comunitaria por ser electa en el Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco.

Desde la IM-Defensoras hemos constatado que las agresiones contra hijos, hijas y otras personas del entorno familiar de las mujeres defensoras es una de las expresiones de ataque con componente de género más usuales y con afectaciones más profundas sobre la vida y el trabajo de las defensoras.

Condenamos estos hechos y exigimos al Estado nicaragüense que se investigué y juzgue a los responsables, ya que la impunidad en estos casos constituye un instrumento más para alentar nuevos ataques e incrementar la persecución y la represión contra activistas y personas defensoras de derechos humanos.

Asimismo exigimos el cese del asedio y el hostigamiento contra Reyna Rodríguez (quien desde septiembre de 2018 cuenta con Medidas Cautelares otorgadas por la CIDH) y su familia, haciendo responsable al Gobierno de Nicaragua de cualquier atentado contra su integridad física, moral y patrimonial.