#AlertaUrgente NICARAGUA / Policías y paramilitares afines al gobierno asedian y atacan las casas de mujeres activistas y ex-presas políticas

Las defensoras Katherine Hernández, Kosovo Estrada, Tania Muñoz y Violeta Granera, sufrieron ataques y hostigamiento en sus casas por parte de policías y paramilitares afines al gobierno de Daniel Ortega. El asedio se dio durante la noche del 5 de marzo y la madrugada del 6 de marzo en distintas partes del país.

Estas agresiones ocurren el día en que se aprobaron sanciones económicas por parte del gobierno de Estados Unidos contra tres funcionarios de la Policía Nacional y contra la institución policial entera. También se dan dos días antes del 8 de marzo, fecha en la que el movimiento de mujeres debería salir a marchar a las calles y realizar distintas actividades públicas. Con el cierre de los espacios cívicos y la escalada de violencia por parte del gobierno, las mujeres nicaragüenses tienen más de 10 años de no poder manifestarse libremente o defender derechos humanos sin sufrir asedio, amenazas, acoso e intimidación por parte del Estado.

Exigimos una vez más al gobierno de Nicaragua detener el acoso y la violencia contra las defensoras de derechos humanos y sus familias. Pedimos a la comunidad internacional mantener su atención sobre Nicaragua, en especial las mujeres nicaragüenses organizadas y el movimiento feminista, que no podrá ejercer su derecho a la libre expresión este 8 de marzo.

Nicaragua alerta urgente

#AlertaUrgente NICARAGUA / Personas afines al gobierno en complicidad con policía atacan a sociedad civil, periodistas

Decenas de personas, entre ellas 5 periodistas sufrieron amenazas, agresiones y robos por parte de personas afines al gobierno de Daniel Ortega en la misa de cuerpo presente del poeta Ernesto Cardenal. El grupo afín al partido de gobierno llegó en buses del Estado a gritar consignas y amenazas contra las personas asistentes, abuchear a Rolando Álvarez (obispo que oficiaba la misa) y ponchar las llantas de los vehículos en el estacionamiento.
Entre las personas agredidas se encuentran la periodista Leonor Álvarez y los periodistas David Quintana, Mario Medrano, Arnaldo Arita y Hans Lawrence. Tres de ellos tuvieron que ir al hospital para atender sus heridas.
Una parte del grupo de choque portaba armas y actuaba en complicidad con la policía, quien no intervino durante las agresiones.
Exhortamos nuevamente al gobierno de Nicaragua a realizar una investigación de los hechos ocurridos y asegurar la libertad de expresión y movilización en el país. Exigimos se proteja a las personas profesionales del periodismo, en especial a las periodistas independientes, quienes han sido víctimas de agresiones en Nicaragua por su labor vinculada a la defensa de derechos humanos.

Ataque periodistas sociedad civil Nicaragua
Ataque periodistas sociedad civil Nicaragua

#AlertaDefensoras NICARAGUA / Ex-presa política denuncia asedio y allanamiento de su casa por parte de la policía

Neyma Hernández

Actividad
Activista, ex-carcelada política

Agresión sufrida
Asedio policial y allanamiento de su casa

Neyma Hernández, ex-carcelada política, denuncia allanamiento arbitrario de su casa y asedio desde hace cuatro días. La activista denuncia que varias patrullas siguen frente a su viviendo, impidiendo su salida y la de su familia incluyendo sus hermanos menores, quienes no pudieron asistir a la escuela hoy.

Hace unas horas, la policía entró a la casa, allanó la vivienda, agredió verbalmente a su mamá, hermanos y hermanas menores de edad. Neyma denunció en un video y reiteró que seguirá luchando por la libertad de Nicaragua.

Ella fue parte de la “Banda Aguadora”, un grupo de activistas que fue detenido y apresado al intentar dejar agua a madres y familiares de presas y presos políticos en huelga de hambre. Después de sufrir meses de complicaciones de salud en la cárcel, fue liberada junto con el resto del grupo en enero de este año.

Demandamos una vez más al gobierno de Nicaragua no sólo detenga el asedio contra activistas y defensoras, sino que asegure su protección inmediata.

Neyma Hernández
Neyma Hernández alerta

#AlertaDefensoras NICARAGUA / Policías, paramilitares e instituciones del Estado amenazan, hostigan y vulneran derechos de Tania Muñoz, presa política excarcelada

Tania Verónica Muñoz Pavón

Organización
Presa política excarcelada

Actividad
Defensa del derecho a la protesta

Agresiones
Amenazas, hostigamiento, criminalización

HECHOS – La presa política excarcelada Tania Muñoz ha denunciado que desde hace 7 meses está viviendo hostigamiento por parte de policías y paramilitares, los cuales llevan a cabo acciones de vigilancia frente a su casa y frente a la casa de su esposo, donde vive su hija, quien se encuentra embarazada. Esta situación se ha agravado en los últimos días, a través de una serie de agresiones de diferente índole.

El jueves 16 de enero, mientras estaba siendo entrevistada en su casa por el periodista Noel Miranda, del medio Artículo 66, integrantes del Consejos del Poder Ciudadano (CPC) del barrio llamaron a la policía, la cual trató de llevarse preso al periodista. En la tarde de ese mismo día, una integrante del CPC la amenazó con mandarla a golpear e interponer una denuncia contra ella y provocar su retorno a la cárcel, acusando en falso a tania de “estarla chifleteando” y hostigando.

El día siguiente, viernes 17 de enero, empleados de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Enacal) sin dar explicaciones cortaron  el servicio de agua a la vivienda de Tania Muñoz, ello pese a que su hermano había realizado acuerdo de pago, ya que desde el año pasado los recibos estaban saliendo alterados. Según Tania, esta acción es una represalia por su activismo y las denuncias que ha realizado por el hostigamiento y vigilancia que sufren ella y su familia.

Tania Muñoz fue detenida junto con su hermana, Olesia Muñoz, en julio de 2018, encarcelada y criminalizada por apoyar y suministrar cuidados a las personas universitarias que participaban en las protestas contra el Gobierno desde el mes de abril de 2018. Fue condenada a 26 años de cárcel por delitos fabricados de terrorismo, daño agravado o robo agravado entre otros. El que entonces era su medio de subsistencia, un negocio de pan y respostería en el mercado de Granada, fue confiscado por el Gobierno y durante su período de privación de libertad, hasta su exarcelación el 20 de mayo de 2019, fue objeto de golpizas, torturas y tratos crueles e inhumanos, motivo por el que goza de Medidas provisionales otorgadas por la Corte IDH.

Los hostigamientos, vigilancias y amenazas contra las presas políticas excarceladas y sus familias,por parte tanto de policías y otros funcionarios del Estado como de paramilitares y simpatzantes del gobierno, son un hecho recurrente y sistemático, como ya hemos venido denunciando en relación a otros casos, vulnerando sus derechos fundamentales y con graves implicaciones sobre sus vidas.

Desde la IM-Defensoras exigimos que cese el hostigamiento contra Tania Muñoz, haciendo responsable al Estado nicaragünese de cualquier afectación sobre la intregridad física, moral o patrimonial de Tania y cualquier otra persona integrante de su familia.

Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que se mantenga al pendiente de la situación en Nicaragua, donde la crisis socio-política y de derechos humanos iniciada en abril de 2018 sigue plenamente vigente a través de un contexto general de violación de derechos fundamentales de la población, represión, violencia y persecución política contra las personas y organizaciones críticas con el gobierno o que ejercen la defensa de los derechos humanos.

CIDH otorga ampliación de medidas cautelares a 17 defensoras de derechos humanos de Nicaragua

Fotografía: Jorge Mejía Peralta

  • Las defensoras y sus familias han vivido asedio, intimidación, amenazas, entre otras agresiones, desde el año 2018.
  • Esta medida llama al Estado de Nicaragua a proteger sus vidas y las de sus familias, bajo estándares establecidos por el derecho internacional de los derechos humanos.

CEJIL, IM-Defensoras, 31 de diciembre 2019. El pasado 24 de diciembre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) resolvió ampliar las medidas cautelares de diecisiete defensoras de derechos humanos de Nicaragua, reconociendo el riesgo en el que se encuentran e instando al Estado nicaragüense a proteger la vida e integridad de ellas y de sus familias.

En la resolución, la Comisión considera que los derechos a la vida e integridad personal de Sofía Montenegro, Violeta Delgado, María Teresa Blandón, Mirna Blandón, Luz Marina Torres, Martha Cecilia Meneses, Sandra Arceda, Yamilet Mejía, Ana Patricia Martínez, Marlene Ponce, Carla Padilla, Jennifer Altamirano, Ruth Díaz, Xiomara Ibarra, Marlen Chow, Tamara Dávila, y María Virginia Meneses y sus familias se encuentran en una situación de gravedad y urgencia.

Las defensoras y sus familias han vivido asedio, intimidación y hostigamiento, detenciones arbitrarias, campañas de desprestigio y amenazas desde abril 2018 y antes. Ellas se desempeñan como periodistas, activistas, sociólogas e integrantes del movimiento feminista, uno de los grupos más visibles y contestatarios contra las arbitrariedades y atropellos de derechos que ha perpetrado el partido gobernante en Nicaragua.

Protección de sus vidas y de sus familias

En Septiembre 2018 la CIDH otorgó Medidas Cautelares a 17 defensoras en riesgo. Al ampliar las medidas cautelares, evidencia que la defensa de los derechos sigue constituyendo un riesgo para las defensoras, por lo que la CIDH solicita al Estado de Nicaragua que garantice los derechos a la vida e integridad personal de las beneficiarias y de sus familias de conformidad con los estándares establecidos por el derecho internacional de los derechos humanos, tanto por sus agentes, como en relación con actos de riesgo atribuibles a terceros.

El documento emitido por la Comisión, llama también al Estado de Nicaragua a que “concierte las medidas a adoptarse con las beneficiarias y sus representantes; e informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de la presente medida cautelar y evitar así su repetición.”

Constancia contundente de un clima de violencia

Como organizaciones que acompañamos a defensoras de derechos humanos y sus familiares en el marco de la crisis de derechos humanos de Nicaragua desde abril del 2018, consideramos que la ampliación de las medidas cautelares reconoce y constata de manera contundente el clima de violencia y abierta violación a los derechos humanos que se vive actualmente en este país, en particular respecto de las afectaciones específicas que enfrentan las mujeres defensoras de derechos humanos e integrantes del movimiento feminista, así como la responsabilidad vigente del Estado de Nicaragua de cumplir con todas sus obligaciones internacionales de derechos humanos.

Desde abril 2018, Nicaragua ha protagonizado una oleada de protestas y manifestaciones pacíficas en contra del gobierno de Daniel Ortega que se mantienen hasta el día de hoy. Sólo en 2019, la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras registró 423 agresiones a 160 defensoras de derechos humanos en Nicaragua. Dichas agresiones incluyen detención ilegal, violencia sexual, secuestro, allanamientos a hogares y campañas de desprestigio, entre otras. Durante ese año, se contabilizaron agresiones contra 18 organizaciones afectadas con hostigamiento, vigilancia entre otras formas de violencia.

El pasado 24 de diciembre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) resolvió ampliar las medidas cautelares de diecisiete defensoras de derechos humanos de Nicaragua, reconociendo el riesgo en el que se encuentran e instando al Estado nicaragüense a proteger la vida e integridad de ellas y de sus familias.
El pasado 24 de diciembre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) resolvió ampliar las medidas cautelares de diecisiete defensoras de derechos humanos de Nicaragua, reconociendo el riesgo en el que se encuentran e instando al Estado nicaragüense a proteger la vida e integridad de ellas y de sus familias.