[Alerta Urgente] NICARAGUA / Mujeres activistas de la Costa Caribe denuncian acoso policial

Las defensoras de la Costa Caribe de Nicaragua Nora Newball, Dolene Miller, Jennifer Brown y Kalua Salazar han denunciado hoy 22 de junio, hostigamiento policial y asedio en sus viviendas por parte de la policía nacional. Las activistas y periodistas denuncian que se han colocado más de 20 policías con patrullas en frente de sus casas.

Ellas indican que el hostigamiento se ha incrementado después que denunciaran las muertes por Covid-19, y demandar  acciones de prevención en el territorio. Ellas también han pedido al gobierno que deje entrar a los marinos  nicaragüenses varados en barcos cruceros y a otras personas de la Costa Caribe que se encuentran en las islas del Gran Caimán.

El asedio ocurre después del fallecimiento por Covid-19 del periodista Sergio León, director de radio La Costeñísima, defensor de la libertad de prensa y víctima de asedio por parte del gobierno, hasta el final de sus días.

Llamamos urgentemente a la comunidad internacional para que se mantenga vigilante frente al acoso vivido por estas activistas de la Costa Caribe de Nicaragua, una zona en la que los derechos humanos no solamente son violentados históricamente por parte de las autoridades, sino que además vive en permanente violencia y extracción de recursos, producida por grupos de poder, militares y paramilitares del país.

Exigimos a las autoridades nicaragüenses, una vez más, que cesen el asedio y el acoso contra activistas, defensoras y activistas de la Costa Caribe.

Alerta Nicaragua 220620
Alerta Nicaragua 220620

[Alerta Urgente] NICARAGUA / Policía asedia las casas de mujeres integrantes de la Articulación de Movimientos Sociales

Las activistas Neyma Hernández, Ivannia Álvarez y Alexa Zamora, integrantes de la Articulación de Movimientos Sociales de Nicaragua han denunciado hoy 20 de junio asedio constante contra ellas y sus familias, además de vigilancia en sus casas y en casas de familiares por parte de la policía nacional.

Neyma Hernández, ex-carcelada política, denunció que 8 policías llegaron a la casa de su abuelita, quien está recuperándose de Covid-19 y viviendo un duelo familiar. Ivannia Álvarez, también ex-carcelada política, declaró que la policía llegó a cerrar por dos horas el paso de la calle donde vive. Antes de irse mencionaron que volverían hasta encontrarla.

Por otro lado, Alexa Zamora, expresó que en su caso esta situación se ha vuelto recurrente: “Se utiliza la unidad 793, con un aproximado de 6 a 8 efectivos de la Dirección de Operaciones Especiales Policiales (DOEP) armados, quienes se apuestan de 2 a 3 veces por semana frente a mi casa, tomando fotos a mi casa y a mi hija menor de edad”, relata.

A estas denuncias se suman las agresiones digitales sistemáticas por redes sociales, que han sufrido estas y otras activistas y ex-carceladas políticas desde hace varios meses.

Hacemos un llamado urgente a la comunidad internacional para que vigilemos y denunciemos las agresiones que viven las ex-carceladas políticas de Nicaragua. Muchas de ellas viven con sus libertades coercionadas y bajo una “muerte civil”, ya que no se les permite salir, trabajar, estudiar y tener una vida con sus derechos fundamentales asegurados.

Exigimos a las autoridades nicaragüenses, una vez más, que las liberen del acoso y asedio al que las han sometido por ejercer su derecho a la libertad de expresión, de organización y de protesta.

Alerta Urgente Nicaragua junio 20202
Alerta Urgente Nicaragua junio 20202

[Alerta Urgente] MÉXICO / Dejan explícita amenaza de muerte frente a la puerta de la oficina de Consorcio Oaxaca

Nuestras compañeras de Consorcio Oaxaca han denunciado que en la mañana de este lunes 15 de junio, ha sido encontrada en la puerta de su oficina una bolsa negra con pedazos de carne, al parecer una cabeza de animal junto con el mensaje:  “VAJALE DE HUEVOS PERRA LA PRÓXIMA ES LA TUYA ATTE. CJNG”. (SIC)

Es evidente que se trata de una explícita amenaza de muerte relacionada con el trabajo de esta organización feminista, la cual tiene una reconocida trayectoria de 17 años promocionando los derechos de las mujeres y la protección de las defensoras de Derechos Humanos en Oaxaca, México y la región mesoamericana.

Durante las últimas semanas, Consorcio Oaxaca ha estado acompañando la campaña “Hasta que la Justicia Llegue” en exigencia de justicia y contra la impunidad por el feminicidio de María del Sol Cruz Jarquín, joven fotoperiodista asesinada el 2 de junio 2018. Durante la campaña, que ha sido impulsada por Soledad Jarquín Edgar, periodista feminista y madre de María del Sol, se han producido varios incidentes de intimidación en contra de la periodista. Incluso se hizo desaparecer un espectacular que se había colocado en una ubicación relevante de la ciudad de Oaxaca en exigencia de justicia. La amenaza de muerte del día de hoy viene a sumarse a estos ataques.

Desde la IM-Defensoras abrazamos y nos solidarizamos con nuestras compañeras de Consorcio Oaxaca, organización que forma parte de nuestro Grupo Impulsor y expresamos nuestra preocupación, nuestro repudio y nuestra condena ante la amenaza de muerte que han recibido el día de hoy.

Exigimos al Estado mexicano, en todos sus niveles, garantías de protección para todas las integrantes de Consorcio Oaxaca y para Soledad Jarquín, y hacemos particularmente responsable al Gobierno del Estado de Oaxaca de su integridad.

Hacemos un llamado a la comunidad internacional a acuerpar a las compañeras de Consorcio Oaxaca, solidarizándose con ellas, reconociendo su fundamental aporte a los derechos humanos de las mujeres, a la protección de las defensoras y manteniéndose al pendiente y vigilantes de la situación.

Dejan amenaza de muerte frente a oficina Consorcio Oaxaca
Dejan amenaza de muerte frente a oficina Consorcio Oaxaca

Compendio de herramientas de AUTOCUIDADO y SANACIÓN

Las activistas y defensoras de derechos humanos vivimos y ejercemos nuestra labor en contextos de violencia estructural y patriarcal que implica enfrentar cotidianamente un alto riesgo para nuestra seguridad, bienestar y en ocasiones hasta nuestra vida. Esta realidad nos impone una dinámica colectiva extenuante, elevados niveles de estrés y afectaciones para nuestra salud física, mental, emocional, energética y espiritual.

Atender y contrarrestar las afectaciones, manejar y descargar las emociones sin reprimirlas ni dañarnos, sanar las heridas y prevenir desgastes, forma parte de la protección integral de las defensoras y activistas. A nivel individual y colectivo es necesario generar hábitos de cuidado y autocuidado así como acuerdos dentro de nuestras organizaciones que nos permitan sentirnos acompañadas, protegidas, escuchadas y saludables.

A lo anterior, hay que sumar el complejo contexto que la pandemia del Coronavirus nos trae en estos tiempos. Estamos seguras que escuchando nuestro cuerpo y siendo sororarias podremos juntas salir de esto. Para ello, les proponemos fortalecer las siguientes dimensiones:

Dimensión física: Poner atención a nuestro cuerpo y aumentar la conexión con lo que sentimos, con las dolencias, cuidar nuestros órganos, escuchar las señales o síntomas, procurar atender sus necesidades. Incluye la alimentación, el sueño, descanso, atención médica y de terapias de sanación diversas, entre otros.

Dimensión emocional: Poner atención a nuestros sentimientos y emociones, poder expresarlas para no acumular los dolores, rabias, tristezas forma parte del cuidado que necesitamos las defensoras. Las emociones y sentimientos son una poderosa herramienta para nuestra protección. Necesitamos aprender ejercicios para manejar y descargar emociones cuando nos sentimos desesperadas, ansiosas, tristes y enojadas. Ello evita que se queden en el cuerpo y se conviertan en enfermedades.

Dimensión energética: Las defensoras trabajamos con realidades muy difíciles y con frecuencia esto nos genera bloqueos en nuestra energía corporal y ambiental, por ejemplo nos podemos sentir “cargadas de mala vibra” “con energía de muerte” “con desconfianza sin razón aparente”, etc. Sanar y limpiar los bloqueos de energía nos permite mejorar nuestro estado de esperanza, el ambiente de trabajo y aligerar las cargas que llevamos.

Dimensión mental: La violencia patriarcal también daña nuestra mente, es decir lo que pensamos. Con frecuencia las defensoras tenemos pensamientos recurrentes que nos torturan y no nos
dejan descanso, ideas que obstaculizan nuestro bienestar básico, como por ejemplo: “por mucho que trabajo no es suficiente” “nada va a cambiar” “como mujer no valgo”. Esto ocasiona desgaste, sufrimiento y daños que necesitamos hacer conscientes para modificar poco a poco y recuperar nuestro poder y valía.

Dimensión espiritual: Reconocer el beneficio de todas aquellas prácticas, símbolos y rituales que las mujeres defensoras realizamos para sentirnos conectadas con la vida, la naturaleza, con la grandeza de un poder colectivo transformador. Nuestros pueblos originarios tienen una gran riqueza espiritual que podemos recuperar para fortalecer nuestro bienestar e inspirar a nuestros movimientos por la justicia.

La serie de herramientas que te presentamos a continuación tienen como finalidad ayudarnos, de manera sencilla, a mejorar nuestro bienestar en estas dimensiones. Si las practicamosde manera consciente y cotidiana seremos capaces de obtener grandes beneficios.

¡Este compendio es tuyo! Te invitamos a que lo revises con calma y tomes el tiempo necesario para practicar cada una de las herramientas que te proponemos. Toma en cuenta que, éstas son apenas algunas de muchas herramientas para el autocuidado, cuidado colectivo y sanación que existen. Quizá tú conoces muchas más, así que confía en tu sabiduría y procúrate sensaciones de tranquilidad, bienestar y calma durante los tiempos que corren. ¡Juntas saldremos de ésta!

LEER/DESCARGAR