#AlertaDefensoras NICARAGUA / Niegan acceso a medicamentos y atención médica a activista y presa política Esperanza Sánchez

María Esperanza Sánchez García

Organización
Movimiento Cívico 19 de Abril – Matagalpa

Actividad
Derechos sociales y políticos

Agresiones
Criminalización, privación de libertad, negación de acceso a medicamentos y atención médica

HECHOS – El martes 24 de marzo, la activista y presa política María Esperanza Sánchez sufrió un ataque de asma y una crisis de presión alta mientras se encontraba recluida en la cárcel de mujeres “La Esperanza”. A la activista se le ha negado reiteradamente el derecho a recibir atención adecuada y medicamentos, además de cualquier tipo de protección o medidas de seguridad frente a la pandemia Covid-19, siendo ella una paciente de alto riesgo de sufrir complicaciones en caso de un contagio. Por presión de las otras reclusas, la activista fue llevada a valoración y diagnosticada con bronquitis. 

Según denuncia su familia, desde el momento de su detención en enero de este año, María Esperanza ha sido objeto reiterado de torturas, trato cruel e inhumano con el objetivo de forzarla a aceptar los delitos de tráfico de drogas que se le imputan.

La activista padece hipertensión arterial y asma cardíaca,  así como problemas de coagulación debido a una trombosis coronaria que sufrió hace años, por lo que las torturas y las inhumanas condiciones de privación de libertad que enfrenta hacen temer por su estado de salud, la cual ha empeorado en los últimos días.

Ella había participado del activismo cívico desde abril de 2018, cuando estalló la crisis socio-política que sigue vigente en el país. Fue parte del Movimiento 19 de Abril de Matagalpa y más tarde del Movimiento Cívico 19 de Abril – Matagalpa y de la Unidad Azul y Blanco (UNAB).

La policía pretende imputarle cargos por tráfico de drogas que ella niega. Según han advertido varias organizaciones de derechos humanos nicaragüenses, esta parece haberse consolidado como una estrategia del Estado para criminalizar a personas activistas, encarcelarlas y negar su condición de presas políticas.

Desde la IM-Defensoras denunciamos la negación al derecho a la salud, exigimos el cese inmediato de los actos de tortura y trato cruel e inhumano contra María Esperanza y hacemos responsable al Estado nicaragüense de su vida e integridad física, psicológica y emocional. 

Asimismo, exigimos su liberación y el del resto de personas políticas que siguen privadas de libertad en Nicaragua.

Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que se mantenga alerta sobre lo que sucede en Nicaragua, donde la crisis iniciada en abril de 2018 persiste mientras el Gobierno sigue vulnerando los derechos fundamentales de la población y exponiendo a activistas, organizaciones y personas defensoras de derechos humanos a un contexto de amenazas, hostigamiento, ataques y limitaciones al ejercicio de su labor.

#AlertaUrgente NICARAGUA / Policías y paramilitares afines al gobierno asedian y atacan las casas de mujeres activistas y ex-presas políticas

Las defensoras Katherine Hernández, Kosovo Estrada, Tania Muñoz y Violeta Granera, sufrieron ataques y hostigamiento en sus casas por parte de policías y paramilitares afines al gobierno de Daniel Ortega. El asedio se dio durante la noche del 5 de marzo y la madrugada del 6 de marzo en distintas partes del país.

Estas agresiones ocurren el día en que se aprobaron sanciones económicas por parte del gobierno de Estados Unidos contra tres funcionarios de la Policía Nacional y contra la institución policial entera. También se dan dos días antes del 8 de marzo, fecha en la que el movimiento de mujeres debería salir a marchar a las calles y realizar distintas actividades públicas. Con el cierre de los espacios cívicos y la escalada de violencia por parte del gobierno, las mujeres nicaragüenses tienen más de 10 años de no poder manifestarse libremente o defender derechos humanos sin sufrir asedio, amenazas, acoso e intimidación por parte del Estado.

Exigimos una vez más al gobierno de Nicaragua detener el acoso y la violencia contra las defensoras de derechos humanos y sus familias. Pedimos a la comunidad internacional mantener su atención sobre Nicaragua, en especial las mujeres nicaragüenses organizadas y el movimiento feminista, que no podrá ejercer su derecho a la libre expresión este 8 de marzo.

Nicaragua alerta urgente

#AlertaUrgente NICARAGUA / Personas afines al gobierno en complicidad con policía atacan a sociedad civil, periodistas

Decenas de personas, entre ellas 5 periodistas sufrieron amenazas, agresiones y robos por parte de personas afines al gobierno de Daniel Ortega en la misa de cuerpo presente del poeta Ernesto Cardenal. El grupo afín al partido de gobierno llegó en buses del Estado a gritar consignas y amenazas contra las personas asistentes, abuchear a Rolando Álvarez (obispo que oficiaba la misa) y ponchar las llantas de los vehículos en el estacionamiento.
Entre las personas agredidas se encuentran la periodista Leonor Álvarez y los periodistas David Quintana, Mario Medrano, Arnaldo Arita y Hans Lawrence. Tres de ellos tuvieron que ir al hospital para atender sus heridas.
Una parte del grupo de choque portaba armas y actuaba en complicidad con la policía, quien no intervino durante las agresiones.
Exhortamos nuevamente al gobierno de Nicaragua a realizar una investigación de los hechos ocurridos y asegurar la libertad de expresión y movilización en el país. Exigimos se proteja a las personas profesionales del periodismo, en especial a las periodistas independientes, quienes han sido víctimas de agresiones en Nicaragua por su labor vinculada a la defensa de derechos humanos.

Ataque periodistas sociedad civil Nicaragua
Ataque periodistas sociedad civil Nicaragua

#AlertaDefensoras NICARAGUA / Allanan vivienda y detienen a activista Maria Gómez en Masaya

María de Jesús Gómez

Actividad
Activista

Agresión sufrida
Detención arbitraria y allanamiento de su casa

HECHOS – La activista Maria de Jesús Gómez fue detenida la mañana del 2 de marzo por la Policía Nacional durante un allanamiento a su casa en el barrio San Juan, en Masaya, junto a su papá y su cuñado. Sus familiares fueron liberados pero ella sigue detenida injustificadamente en El Chipote.

La activista participó en una huelga de hambre junto con otras familiares de presas y presos políticos en la iglesia San Miguel Arcángel a finales del año pasado. Dichas personas sufrieron asedio policial y fueron retenidas en el lugar del 14 al 22 de noviembre de 2019. Las autoridades, además de colocar un retén alrededor de la Iglesia, cortaron el suministro de energía eléctrica y agua potable y prohibieron el ingreso de agua, alimentos y medicinas. En medio de esta situación, la policía encarceló a un grupo de personas que quisieron llevar agua a quienes que se encontraban en huelga.

Demandamos una vez más al gobierno de Nicaragua no sólo detenga el asedio contra activistas y defensoras, sino que asegure su protección inmediata. Pedimos a la comunidad internacional mantener su atención sobre el país y denunciar los atropellos de derechos humanos que sigue cometiendo la policía nacional.

Nicaragua alerta Maria Gomez

#AlertaDefensoras NICARAGUA / Ex-presa política denuncia asedio y allanamiento de su casa por parte de la policía

Neyma Hernández

Actividad
Activista, ex-carcelada política

Agresión sufrida
Asedio policial y allanamiento de su casa

Neyma Hernández, ex-carcelada política, denuncia allanamiento arbitrario de su casa y asedio desde hace cuatro días. La activista denuncia que varias patrullas siguen frente a su viviendo, impidiendo su salida y la de su familia incluyendo sus hermanos menores, quienes no pudieron asistir a la escuela hoy.

Hace unas horas, la policía entró a la casa, allanó la vivienda, agredió verbalmente a su mamá, hermanos y hermanas menores de edad. Neyma denunció en un video y reiteró que seguirá luchando por la libertad de Nicaragua.

Ella fue parte de la “Banda Aguadora”, un grupo de activistas que fue detenido y apresado al intentar dejar agua a madres y familiares de presas y presos políticos en huelga de hambre. Después de sufrir meses de complicaciones de salud en la cárcel, fue liberada junto con el resto del grupo en enero de este año.

Demandamos una vez más al gobierno de Nicaragua no sólo detenga el asedio contra activistas y defensoras, sino que asegure su protección inmediata.

Neyma Hernández
Neyma Hernández alerta